Friday, 11 August 2017

Dictaduras en América Latina

En Brasil, la última dictadura militar se dio entre 1964 y 1985.

En Bolivia empezó también en 1964 y se extendió hasta 1982.

En Perú se dio entre 1968 y 1980.

En Chile, se dio nueve años después de Brasil, con Augusto Pinochet entre 1973 y 1990.

El mismo año que empezó en Chile, empezó en Uruguay hasta 1985.

En Argentino, la última dictadura militar de Argentina, llamada Proceso de Reorganización Nacional, se dio entre los años 1976 y 1983.

En Paraguay se dio en 1989.

¿Por qué entre 1964 y 1990 todos los países tuvieron una dictadura?

En Argentina tuvo que ver con las guerrillas civiles marxistas que surgieron.

Pero en el Cono Sur de América las dictaduras respondieron al llamado "Plan Cóndor". En él participó Estados Unidos, que asistió y financió el trabajo militar.

¿Eso convierte a los Guerrilleros Marxistas en los buenos? NO. Estos también asesinaban y torturaban a grandes y niños. Con la diferencia de que ahora son estos guerrilleros y asesinos quienes están en el gobierno. Y no me extrañaría que los Estados Unidos haya financiado también a todos estos grupos marxistas, para tener una excusa para poner gobiernos militares, para defenestrar luego a la fuerzas militares, debilitar a las naciones y hacerlas enemigas entre sí.

Thursday, 10 August 2017

Los Simpsons como producto de la Revolución Cultural

La serie de dibujos animados Los Simpsons son un producto de la mal llamada Escuela de Frankfurt, que busca despreciar y ridiculizar las virtudes y las buenas acciones, con la excusa de querer reflejar a la sociedad actual. Lo cierto es que son sobre todo los niños quienes reflejan aquello que aprenden de esa serie.

Bastaría ello para dejar de verlos. Pero agregaré que da toda la impresión de que su creador (de esa serie) es masón, y por lo tanto anti-católico, en primer lugar, y anti-cristiano en segundo lugar. El que en las últimas temporadas de la serie se muestra "más católico" parece ser más bien una farsa, porque si realmente lo fuera, censuraría la serie de inmediato. La serie en sí misma es anti-cristiana. Es por eso, o a causa de, que está constantemente atacando los valores o, mejor dicho, las virtudes. Que son 54.

Al pensar en el niño Bart, pésimo, pésimo, pienso en el protagonista de "Mi pobre angelito" y "Daniel el travieso". Parece que hay una atracción especial en corromper a los niños y mostrar los peores ejemplos de ellos.

Al pensar en la familia Simpsons pienso en otras familias del pasado también, como Los Picapiedras, cuyos protagonistas se llaman Pedro y Pablo, como dos de los más grandes santos de la Iglesia Católica. Pedro Picapiedra y Pablo Mármol. Familia prehistórica en un mundo sin religión. Los Simpsons, en cambio, son una familia moderna que se burla de la religión. No sé qué es peor.

¿Otras familias? La familia de la serie de Disney "Dinosurios", cuyo padre de familia se llama Earl Sinclair y su señora Fran. Dinosaurios ambos, de diferente especies, como preludiando la ideología de género, que dice que uno puede casarse con el sexo que quiera, e incluso con lo que quiera. Tienen tres hijos. El menor, el más irrespetuoso e indisciplinado, según un capítulo, pareciera no ser su hijo verdadero.

¿Otros dibujos feos? Tom y Jerry, donde el ratón le hace la vida imposible al gato, como si la naturaleza fuera mala -o el mismo Creador se hubiera equivocado- al hacer que los gatos se comieran a los ratones. Otro: El Coyote y el Correcaminos. Pasa lo mismo. Otro: uno de los personajes en dibujos aniados más irreverentes y más antiguos que yo conozco: el conejo Bug Bunny. Se muestra como "canchero" y no duda en buscar a menudo la "complicidad" del televidente, guiñándole el ojo.

«Schadenfreude». Así se llama al sentimiento de alegría causado por el sufrimiento o la infelicidad de otro. El término, alemán, se usa como expresión culta tanto en inglés como en español. Todos estos dibujitos y películas nombradas más arriba se basan en eso.

La mal llamada Escuela de Frankfurt (en realidad un Instituto de Sociología Marxista) fue fundado por un grupo de "intelectuales" en dicha ciudad alemana. Su objetivo: pasar las ideas marxistas del plano material o militar al intelectual o cultural. Ya no decían que los pobres debían liberarse de los ricos. Ahora decían que era uno mismo -sus instintos- el que debía liberarse de la opresión de la razón.

Esta era la idea que, desde Italia, el fundador del Partido Comunista, Antonio Gramsci proponía desde la cárcel: transformar la cultura. ¿Cómo? Bueno... como la cultura, especialmente en Italia, era muy religiosa (católica), la cultura debía ser cambiada infiltrándose dentro de la Iglesia.

La Escuela de Frankfurt fue fundada con la donación de un millonario argentino. Tanto este donante como muchos de los intelectuales pertenecían a una religión monoteísta a la que está mal vista atacar. Así que no eran ni cristianos ni musulmanes.

Mientras tanto en Estados Unidos, la industria del cine, llevada adelante sobre todo por empresarios de aquella misma religión, iban poco a poco inmoralizando a toda la masa de niños, con dibujos animados como Betty Boop, que se vestía como casi una prostituta de la época. La gran mayoría de las producciones cinematográficas eran profanas, es decir, sin ninguna alusión a Dios o a la religión.

En Alemania, mientras tanto, la Escuela de Frankfurt promovía el arte "degenerado". Estos intelectuales vieron en el diario, en la radio, en el cine y, posteriormente, en la televisión, unos instrumentos muy útiles a sus objetivos de inmoralizar, poco a poco, a las multitudes. Crearon, poco a poco, una opinión pública.

Podemos ver atrás de todo esto también el movimiento tras las bambalinas de organizaciones secretas o supranacionales, o financieras. Por ejemplo la masonería.

Tuesday, 8 August 2017

"Violencia de género" - Cómo evitarlo

VIOLENCIA DE GÉNERO
La "violencia de género" debe ser llamada de otra forma.
Quizás sea una impresión mía, pero cuando se habla de "violencia de género", en general, se habla de la violencia de un varón a una mujer. Algunas mujeres dicen que la violencia de una mujer a un varón no es tal, sino "justicia"...
Pero según esta ideología que sostiene la existencia de "géneros": ¿qué define por hombre y qué define por mujer? Si uno y otros, según la misma ideología, son "construcciones sociales". Si, como dice esta ideología, uno elige qué ser, si varón o mujer... ¿cómo define uno u otro "género"?
Si el "género" es mentira, ¿qué pasa con la "violencia de género"? La violencia del varón contra las mujeres, en los casos que haya, es real y lamentable. Así también existe la violencia de mujeres hacia varones, o hacia otras mujeres...
EL NOVIAZGO Y EL MATRIMONIO
¿Cómo evitar la violencia conyugal? (Generalmente es a esto que se llama "violencia de género"). En primer lugar, sabiendo con quién te casás. Conociéndo a tu novio o novia antes de casarte. Es decir: conocer su forma de ser. Y amale. Antes de casarte preguntate: ¿cuánto la amo? ¿cuánto me ama? Si no es buen novio, si no es buena novia, si siendo novio te basurea o se emborracha, no esperes que sea mejor después del matrimonio. Uno puede decidirse ser mejor, pero uno no puede elegir por el otro.
Quizás debas decir "no". Aunque tampoco puede uno esperar a encontrar a la pareja "perfecta", porque, ¿cómo se supone que es "la pareja perfecta"? ¿Acaso alguien que nunca te haga renegar? Quizás no debas decirle no, pero tampoco uno debe esperar a que el otro sea perfecto. En todo caso uno deberá esforzarse para ser uno mismo "perfecto" para con el otro.
DECIR "NO"
Es difícil decir "no". Al menos para mucha gente. Pero llegarán momentos en los que sí o sí uno debe decir "no": por ejemplo a los hijos.
Me da la sensación que aquellos que le han dicho mucho "no" a sus padres, como que se les gastan después los "no", y no les pueden decir "no" a nadie, ni siquiera a los animales.
LAS MASCOTAS
Sirven para aprender a decir "no". Si no nos animamos a corregir a un animal, a un perro o a un gato, ¿cómo nos vamos a animar a corregir seres humanos? Y qué decir cuando esos seres humanos son nuestros hijos.

Sunday, 6 August 2017

Mensajes de las series televisivas y películas. Apuntes

Los Simpsons es, a mi entender, el mejor ejemplo, de los últimos productos de la mal llamada Escuela de Frankfurt, cuyo objetivo es invertir o subvertir los valores de la cultura y de la sociedad.

Otro engendro muy conocido producto a largo plazo de ese Instituto de Sociología Marxista es la película "Mi pobre angelito".

En general las mayorías de las películas promueven el vicio, que hace mal a la sociedad toda. O llevan a la confusión.

Algunos ejemplos:

La Pantera Rosa: presenta un ambiente muy colorido pero también alocado y sin sentido, con una música según la época acorde a tales escenas. Tiene una onda hippie propia también de la época.

El Super Agente 86: trata de un agente perteneciente a una organización secreta llamada "Control". Tiene una organización contraria llamada "Caos". Es una serie dirigida a un público infantil.

Anteriormente está "El Zorro", de Disney, donde muestran una organización secreta controlada por uno que se hace llamar "El Águila".

Los Pitufos, Los Ositos Cariñositos, Frutillitas... mezclan infantilidad con fantasía. La mayoría de los animé, por su parte, reflejan mucha magia.

En Hollywood se hace muchas series y películas donde se atacan las virtudes cristianas y donde a menudo se cita a Hitler, quizás porque la mayoría de los productores de cine son judíos.

En muchas producciones donde se habla de Hitler, se menciona a la Argentina.

Argentina, de origen católico en cuanto a la religión, fue copada por la masonería que plasmó su pensamiento en una política liberal.

Catholic Prophets of Argentina of the Last Century


Los que siguen son autores, con el don de profecía, y escritores inspirados de nuestra patria Argentina:

These are some of the writers enlightened with the gift of prophecy in our country (Argentina)

Hugo Wast (se pronuncia "uast", con acento en la a). Cordobés. Su nombre real era Gustavo Adolfo Martínez Zuviría. No confundir con Rodolfo Walsh, que fue montonero y es un desaparecido de la dictadura, padre de Patricia Walsh, una señora que está en política y es de izquierda.

Hugo Wast fue un católico militante y nacionalista. Hoy en día a los católicos militantes, sobre todo a los que con firmeza y sin ambages ni eufemismos defienden la fe, algunos -como los de la línea de Walsh, pero también otros hermanos católicos más moderados-, le llaman fanáticos, en el mal sentido de la palabra, y de otras formas despectivas. En Wikipedia, al día de la fecha -7 de agosto-, es acusado de antisemita.



El P. Leonardo Castellani (se pronuncia "castelani"). Su foto, abajo. Santafecino. Alumno del P. Julio Meinvielle (creo). Ver más abajo. El P. Castellani fue un ensayista, cuentista, novelista, teólogo, filósofo, periodista, poeta, crítico literario y profeta.


El P. Alberto Ignacio Ezcurra Uriburu (foto de abajo). Bonaerense. Militante nacionalista. Fundó el Movimiento Nacionalista Tacuara. Ha sido acusado por sus enemigos de anticomunista, de antidemocrático, de antisemita y de nacionalista católico. 


Leopoldo Marechal. Laico. Católico convencido.



Y quizás Roberto Arlt, cuya foto es la que sigue...



Por otra parte, algunos de los escritores y estrategas geniales son:

El P. Julio Meinvielle (se pronuncia "menviel", con acento en la última e), profesor del padre Castellani (creo). 1905 - 1973. Falleció en un accidente de tránsito. Amó a Dios y a la Patria. Dio el buen combate y conservó la fe. Mantuvo una admirable fidalidad a la Gracia del Orden Sagrado, como manda el apóstol. A tiempo y destiempo predicó incansablemente la verdad. Siguió fielmente la divisa del Papa Pío X: "Restaurar todo en Cristo". Teólogo de la doctrina perenne, inclaudicable apologista, filósofo seguro, investigador sistemático, intelectual brillante. Fundó varias revistas. Legó una riquísima obra. Construyó un templo a Nuestra Señora de la Salud y los Boys Scauts católicos argentinos. Buen amigo. Maestro paciente, que supo legar sus saberes a infinidad de discípulos. Abajo, su foto.


El P. Alfredo Saenz, jesuita, escritor prolífico.


Jordán Bruno Genta (se pronuncia "yenta"). Laico. Martir. Hijo de un ateo contumáz. Profesor de Filosofía. Se convierte y bautiza de adulto. Ferviente militante católico. Fue baleado por guerrilleros casi frente a su casa por guerrilleros marxistas. Dio testimonio.


Carlos Sacheri (se pronuncia "saqueri"). Laico. Esposo y padre de familia. Fue acribillado por unos guerrilleros que montaban una motocicleta, acribillado ante la mirada de su señora y de sus numerosos hijos mientras iba, estos, en auto, saliendo de Misa. Era abogado. Se desempeñaba como profesor.


Acaso también Alejandro Korn y el historiador José María Araujo.

Algunos escritores católicos rioplatenses:

(Some Catholic writers in River Plate zone)

Antonio Caponetto. Laico.


Quizás también Agustín Laje, que habla sobre la Nueva Izquierda, que es el feminismo radical, y lo critica sin tapujos ni respetos humanos.

Algunos programas católicos actuales:

Claves para un mundo mejor, de tendencia conciliatoria. En él tiene una columna Mons. Aguer, Arzobispo de La Plata.


El compromiso del laico, con Hugo Verdera, discípulo del P. Castellani en su juventud. De tendencia directa, tienden a decir las cosas sin rodeos.


La Brújula, un programa que se emite por el canal de Youtube TLV1, consagra cada programa a la Nuestra Señora de Schoenstatt.


(Para tener en cuenta: ningún profeta, después de San Juan el Bautista y ni ningún vidente, después de San Juan el Evangelista, autor del Apocalipsis, es aprobado y promovido por la Iglesia Católica. Aquí señalo los que pueden ayudarnos a la práctica del Evangelio por medio de la virtud, hoy).


Se entiende aquí "profeta" en sentido amplio de la palabra, no en el sentido estricto. Pues el último Profeta bíblico fue San Juan el Bautista.


Ningún "profeta" que promueva el milenarismo es católico.


Ningún "profeta" que aleje de la Iglesia Católica tampoco lo es.


Decir que "el tiempo está cerca" no es Milenarismo. Milenarismo es no hacer ya nada por el futuro, con la excusa de que ya no queda mucho tiempo. Milenarismo sería abandonarse, no hacer nada por el futuro, dejar de evangelizar.


Si en algo me equivoco, me retracto. Acepto correcciones.

Sunday, 23 July 2017

La historia de Petronilo

Gracias al celo de un misionero se rescató para el cielo un alma, a última hora, como el buen ladrón. He aquí un caso real que sucedió en el verano de 2005 en uno de los pueblecitos serranos que atiende la congregación de Lumen Dei en sus misiones. Se trata de Petronilo, conocido como el ateo del pueblo. Gracias a la Virgen, en la recta final de su vida, dejó atrás la carrera de la perdición y tomó el desvío que conduce al cielo.

Ocurrió esto en uno de los pueblos de Cuenca (España) donde esta congregación atiende pastoralmente. En él palpamos la acción de ese Buen Pastor que dejó las noventa y nueve ovejas para ir en busca de la extraviada, y de la Divina Pastora que, valiéndose de San Agustín, recuperó a un hijo que se había escapado de su protección maternal.
Un sacerdote misionero remplazaba a los Padres que ordinariamente atienden algunos pueblos serranos de la misión. El primer sábado de mes le avisan al misionero que hay un enfermo en estado terminal.

Su nombre: Petronilo. Su currículum vitae: si hay alguien ateo en el pueblo, ese es Petronilo. La gente presagiaba que moriría impenitente. Lo daban por caso perdido. No contaban con María.
Ante tal panorama no había tiempo que perder. El Padre se dirigió con temor y temblor a la casa de Petronilo. Era primer sábado de mes ¿acaso olvida una Madre al hijo de sus entrañas? Llega el Padre a la casa y la esposa del impenitente le recibe con frialdad y con estas palabras: - A usted también lo echará como a los otros. Poco lo va a aguantar.

Entró el Padre en la habitación del enfermo que le preguntó: -¿No pensará que me voy a confesar? –“No petronilo, si yo vengo a visitarlo. Yo suelo visitar a los enfermitos”.

El misionero comenzó a preguntarle por su trabajo en el campo. Se rieron al hablar del ingente ejército de pulgas y piojos de que se ven invadidos los pastores de ovejas. Le habló de sus manos de trabajador. Así estuvieron cerca de media hora en agradable coloquio, sin mencionar para nada la confesión. Al final el Padre se despidió ofreciendo una próxima visita y le apostilló: -“Yo quiero ser su amigo”. Le impuso una medalla con la imagen de María que el ateo aceptó, y le impartió una solemne bendición.

Ya había entrado en acción la Virgen Santísima. Era ahora cosa de tiempo.
Dos semanas después le avisan al Padre que Petronilo se ha puesto peor. El sacerdote no había podido volver a visitarlo. Ante la posible cerrazón del ateo del pueblo se intentó una salida de emergencia. Oyó decir el Padre que a Petronilo le hubiese gustado ver la imagen de San Agustín de metro y medio que preside el presbiterio de la iglesia parroquial. Seguramente este santo patrono del pueblo le despertaba algún lejano y descafeinado sentimiento de piedad. No había tiempo que perder. El Padre bajó la imagen de la columna, la subió al coche y se la llevó a Petronilo. Al llegar a la casa del enfermo, la esposa al verle llegar con semejante objeto de piedad de metro y medio no quería dejarle entrar. Por fin cedió. Pero le dijo que fuese breve.

El Padre con algunas Hermanas misioneras metieron al Santo doctor de Hipona en la habitación. Las Hermanas le decían dulcemente: -“Don Petronilo, San Agustín ha venido a visitarlo”. Petronilo, el ateo por antonomasia, aquel mismo que las apuestas auguraban que moriría impenitente, nada más ver frente a él la imagen, a la que quizá le rezó cuando pequeño, comenzó a llorar, como sólo lloran los hombretones cuando la gracia ha derrotado sus defensas de impiedad. Se secaba las lágrimas con la sábana, se cubría el rostro de emoción. El Padre hizo uso de sus recuerdos sobre la vida del Santo, de cómo Santa Mónica le enseñaría a rezar a San Agustín, tal como lo haría la madre de Petronilo; y así distintos pasajes de la vida del santo tratando de relacionar la vida del extático del puerto de Ostia con el rudo pastor de la serranía.

Petronilo, izando bandera blanca comenzó a balbucir: -Gracias, muchas gracias.
La batalla estaba ganada, habían triunfado Dios y su infinita misericordia, María y su amor maternal.
El Padre aprovechó la oportunidad: -“Ahora que ha venido San Agustín ¿no será la ocación de confesarse?” De los labios del ateo de oyó: -Sí, quiero confesarme.

El sacerdote mando salir a todos de la habitación y la gracia y la misericordia de Dios fueron derramadas en abundancia, por medio del sacramento.

Lo que ocurrió entre dentro de Petronilo sólo lo saben tres: Dios, Petronilo y el sacerdote misionero. Acabada la confesión, los familiares de Petronilo entraron mirando a todos lados, como queriendo descubrir algo oculto. Petronilo, sereno ya, les decía: -Tranquilos, tranquilos, que estoy muy contento con el Padre.

El Padre agregó: “Como se ha reconciliado con Dios ahora le falta la unción de los enfermos, la Sagrada Comunión y el escapulario”. “¡Démelo todo Padre!” –respondió el ex ateo. “Petronilo –agregó el Padre– le dejo la imagen de San Agustín”. La esposa exclamó: “¡No! ¡Eso se lo llevan!” Así que no hubo más remedio que llevar al santo obispo a su columna.
El Padre fue rápidamente por los sacramentos. Al volver, el enfermo dormía a causa de una fuerte dosis de morfina.

Al día siguiente, lunes, llevaban al enfermo al hospital, a las ocho de la mañana. Pues bien, a las seis y media el Padre y el Hermano montaban guardia fuera de la casa del piadoso Petronilo esperando que se encienda alguna luz. Sobre las siete y cuarto, un grupo de mujeres llegaron para ayudar a preparar al enfermo. Ese fue el momento para autoinvitarse a entrar.

Con buena intención, pero con nula delicadeza, y con todavía menos pericia, intentaban cambiarle la ropa al pobre de Petronilo que gritaba de dolor. El Padre se puso a su lado y el enfermo se aferró fuertemente a su mano buscando apoyo. Las mujeres atribuían los quejidos del enfermo a la presencia del Padre, por eso lo querían echar de la casa. El Padre y el Hermano resistieron y estratégicamente fueron ganando posiciones, hasta que Petronilo se calmó y sonriente le dijo: “Padre ¿cómo está?
La esposa, que no estaba presente, se percató de la presencia del Padre e intentó darle pastillas a su esposo, pero Petronilo gritaba: “¡No me des pastillas, si no, no voy a creer en nada! ¡Yo quiero creer!” Y con fuerza escupía las pastillas una y otra vez. Cada vez que las escupía miraba al misionero y le decía con aire triunfante: “Ya está Padre, ya  está”. El Padre fue su cómplice en la lucha por mantenerse lúcido. Por fin la esposa se rindió.

El ex ateo del pueblo recibió con enorme piedad y recogimiento la Unción de los enfermos y la Eucaristía. Los sacramentos le dieron paz. Puso todo el esfuerzo por responder al ritual haciendo acopio de las pocas fuerzas que le habían quedado de la paliza de las mujeres y de la lucha con su esposa. Esto fue advertido por el ejército de mujeres que había en torno, de modo que empezaron a rezar con el Padre. La batalla estaba ganada para Cristo. Por fin reinaba Jesús en esa oveja por tantos años perdida. Eran las ocho de la mañana cuando recibió a Jesús Eucaristía. Estuvieron hora y media rezando con calma. Se le impuso el escapulario de la Virgen del Carmen. Su Madre del cielo lo cubría con su dulce manto. Por fin Petronilo juntó sus manos y dijo: “Ahora sí que pueden cambiarme la ropa”. Esta vez las mujeres fueron dirigidas por las instrucciones del misionero para que no torturaran al pobre enfermo.

Al acabar todo, el Padre se despedía: “Petronilo, nos tenemos que ir”.
Padre, estoy muy agradecido por lo que hizo por mí. En el cielo le prepararé una fiesta, si no me muero también aquí le prepararé una fiesta.
Petronilo moría una semana después, a la misma hora que había recibido la comunión.
En el funeral la esposa mostró su agradecimiento por lo que el Padre y esa congregación habían hecho con Petronilo: “Vuelvan cuando quieran a mi casa”, les decía. Y reconocía ella misma: “Ha sido la Santísima Virgen quien lo ha salvado”.

Extraído de “Prensa Dominical”, de las ediciones del 26 de noviembre de 2006 y del 3 de diciembre de 2006.